ENTERATE

Tradiciones de año nuevo ¿Por qué se comen 12 uvas a la medianoche?

Todos los mexicanos lo hacemos (aunque terminemos pareciendo ardillas) pero alguna vez de has preguntado ¿Por qué se comen 12 uvas a la medianoche?

Bueno pues al parecer, la tradición de comer 12 uvas exactamente a las 12 de la noche llegó a América Latina desde España.

Existen dos teorías acerca del porqué comemos 12 uvas.

La primera se remonta a la década de 1880. Según diarios de la época, la clase burguesa española, imitando a la francesa, comenzó a celebrar Nochevieja comiendo uvas y tomando vino espumante.

“Poco tiempo después, esta costumbre fue adoptada por ciertos madrileños que iban a la Puerta del Sol para oír las campanas de la medianoche y, muy probablemente con ironía o como burla, comer uvas al igual que la clase alta”, escribe Koehler en un artículo para la radio estadounidense NPR.

La segunda teoría sitúa los orígenes unas décadas después, en 1909. Ese año los productores de Alicante, en el sureste de España, tuvieron una cosecha excedente de uvas blancas de la variedad típica del lugar, llamadas Aledo.

Al bajo precio del producto se sumó la forma creativa de venderlo. No en vano hasta hoy en día son conocidas como las uvas “de la buena suerte”.

Con el paso del tiempo, esta práctica se extendió de manera oral a México, así como a otros países de habla hispana como Venezuela, Argentina, Ecuador, Perú, Chile y Colombia.

Actualmente, a las 24:00 horas muchas familias se reúnen alrededor de la mesa y al sonar de las campanadas que usualmente son escuchadas por radio o televisión piden 12 deseos, la mayoría relacionados con la salud, la fortuna y el amor.

En esos últimos segundos del año, algunas personas se concentran en definir los 12 propósitos que deberán alcanzar el año entrante, como bajar de peso, hacer ejercicio, terminar su formación académica, viajar, dejar de fumar, ahorrar o conseguir un ascenso laboral.

Esa costumbre, que ocupa un lugar central en la celebración de Año Nuevo, se acompaña de una rica y basta cena, así como un brindis con el que se agradece por las bendiciones recibidas durante el año viejo, y se comparten a los presentes los mejores deseos.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

¿Te gustó?

¡Compártelo con tus amigos!

error: Contenido con derechos de autor Liv Magazine 2017